El dengue azota a Rafaela y las políticas implementadas no son las adecuadas

RAFAELA 31/03/2023 R24N
multimedia.normal.91e94f1609c96bc1.6d756c74696d656469612e6e6f726d616c2e61386631356136316662636162655

Lamentablemente las políticas implementadas por el intendente Castellano no son las adecuadas y en Rafaela el dengue está haciendo estragos. La fumigación no se realiza como es debedio, es decir ir directamente a las cercanías de los lugares en donde se detectaron casos y no en espacios en donde no se registraron casos. Lo que el intendente está haciendo es fumigar en lugares de mucha exposición. quiere que la población "vea" que hace algo, pero sus políticas no son eficiente.

Es necesario que el intendente se asesore al respecto y deje la política y sus beneficios personales de lado para darle paso a la sensatez.

Lo que está en juego es la vida de personas, no un voto más o uno meno.

Dice la investigadora  Gabriel Moyano: "El Aedes aegypti es el mosquito que transmite dengue, zika y chikungunya, además de otros 19 virus, entre los que se encuentra la fiebre amarilla. Está presente en casi todo el territorio nacional y eliminarlo es de suma importancia. La pregunta es cómo debe librarse esta batalla y quiénes son los responsables de hacerlo. Aparece así una herramienta sumamente poderosa para resolver este tipo de problemas: la matemática.

Gabriel Moyano es becario pos-doctoral del CONICET en el Centro de Investigación y Estudios de Matemática (CIEM, CONICET-UNC) y profesor ayudante en la Facultad de Matemática, Astronomía y Física y Computación de la Universidad Nacional de Córdoba. Como parte de su tesis de doctorado desarrolló un modelo matemático que permite obtener una estrategia óptima de fumigación para contrarrestar los brotes de la epidemia del dengue. Sin embargo su investigación viene a reforzar un dato que ya se sugería en otros trabajos y en las campañas de prevención: la fumigación no es suficiente para combatir al dengue. Hay que evitar, además, la cría de mosquitos.

El modelo desarrollado por Moyano permite integrar una gran cantidad de datos teniendo en cuenta una amplia variedad de factores que componen la problemática en su totalidad, para poder abordarla en base a hechos de la realidad y así lograr efectos prácticos concretos. El objetivo de este programa es partir de la información empírica para poder aplicar los recursos de fumigación disponibles de la manera más eficiente posible, tanto en términos económicos como epidemiológicos y ambientales.

“La propuesta consta, por una parte, del modelado de la evolución de la epidemia a partir de un sistema de ecuaciones diferenciales que tiene en cuenta la población de vectores –cuántos Aedes agypti– y de huéspedes –cuántos humanos infectados- hay en un determinado lugar y momento. Además se toman en consideración otros parámetros que también influyen en la evolución de la enfermedad, por ejemplo si son ambientes urbanos o rurales y las condiciones climáticas como temperatura, humedad y viento”, describe el investigador.

En base a la relación de todos los factores mencionados se construye una simulación de cómo evolucionaría la epidemia dadas las condiciones existentes. A partir de allí el reto es controlar esa epidemia y el método seleccionado en este modelo es la fumigación. “La pregunta que nos hacemos es, ante un número determinado de personas infectadas, con una población de mosquitos también identificada, en un territorio con características conocidas y con una proyección aproximada de las condiciones climáticas del período crítico, ¿cuál sería la manera más eficiente de administrar la cantidad disponible de insecticida en una fumigación?”, interroga Moyano.

El método entonces permite no sólo integrar una gran cantidad de datos para comprender el problema en toda su complejidad, sino que además incluye la factibilidad de la propuesta, es decir, no brinda la respuesta ideal sino la mejor forma de proceder con los recursos que efectivamente se poseen.

“La intención es resolver un problema matemático de optimización para encontrar la manera de hacer más eficiente la fumigación. Todo el sistema está determinado por la dinámica de evolución de los mosquitos y otras propiedades como, por ejemplo, la cantidad de insecticida y la logística de las que se dispone realmente, y en el período de tiempo en que se debería aplicar”, comenta el científico.

Sin embargo las cuentas no dan. Moyano alerta que la conclusión del modelo matemático que desarrolló es que si bien una fumigación óptima puede reducir los costos ambientales y aumentar la eficiencia de la fumigación, no podría evitar la epidemia sino que implicaría un retraso del brote epidémico y una reducción de los casos de personas infectadas con el virus.

“Si bien sigue siendo un modelo teórico, que no ha sido contrastado empíricamente, lo que se obtiene con este modelo es la certeza de que fumigar no es la solución, por muchos factores. En primer lugar no se elimina el insecto en su etapa acuática -huevo y larva-. Además la eficacia del insecticida no es del 100 por ciento, es decir que no mueren todos los mosquitos aunque sí una gran proporción. Algunos estudios realizados en países como Brasil venían sugiriendo, desde otras disciplinas, esto que la matemática termina de confirmar. Evitar la cría del mosquito sigue siendo la mejor opción, por lo que el desafío ahora es generar un nuevo modelo donde el parámetro de control sea justamente ese, en lugar de la fumigación”, concluye Moyano".
 

El Gobierno Provincial, a través del Ministerio de Salud, brindó este jueves un nuevo informe de la situación epidemiológica por casos de dengue. En ese sentido, la ministra del área, Sonia Martorano, confirmó que “tenemos un aumento importante de casos de dengue con 5838 casos y recordemos que estábamos en 3660 la semana pasada”. “Puntualmente -continuó Martorano- en la ciudad de Rosario hay 735 casos por lo que se duplican cada 48 hs, mientras que en ciudad de Santa Fe tenemos 250 casos. A esto se suman los casos de Chikungunya que son 26 en Rosario y 6 en Santa Fe, es decir, 32 casos en total en la provincia”. Es por ello que la ministra reiteró la necesidad de “extremar los cuidados, las precauciones, el uso de repelentes”, al tiempo que insistió en los rastrillajes: “estamos en los barrios con municipios y comunas, en este trabajo tan importante que consiste en sacar los reservorios de agua, porque este aumento tiene que ver con la temperatura, con la lluvia, pero sobre todo con el agua limpia, estancada, que permite que el mosquito se reproduzca”. Para finalizar, Martorano confirmó además la primera muerte de una persona por dengue en la ciudad de Reconquista, quien tenía 77 años de edad y presentaba comorbilidad.

CONFIRMACIÓN POR
NEXO EPIDEMIOLÓGICO
Por su parte, el secretario de Salud, Jorge Prieto, explicó que “estamos viendo un brote en diferentes regiones, hoy transitamos la séptima semana epidemiológica”. “Experimentamos una alta circulación en 18 localidades y allí también trabajamos con una confirmación por nexo, es decir que si contamos con un caso positivo confirmado y aparecen febriles dentro de lo que es la manzana, de los 100 metros alrededor, puede ser el mosquito responsable y es por ello que se controlan las manzanas”, argumentó el funcionario. Además, Prieto señaló que hay “algunos departamentos más afectados, en el norte, el departamento General Obligado donde tenemos 3474 casos, casi el 60% de la provincia y eso es muy importante porque es donde comenzó este brote y, por supuesto, en el resto de la provincia hay un aumento importante”. Seguidamente, la directora de Epidemiología, Carolina Cudós, detalló que “ayer hablamos con Nación y con la Organización Panamericana de la Salud, porque las decisiones se toman en conjunto y allí se resolvió que, ante la situación actual nacional y regional, el diagnóstico se puede hacer por clínica: actualmente una persona que vive en una localidad con dengue y tiene la clínica no es necesario hacer el laboratorio”. “Hay cuadros asintomáticos, hay personas a las que le lleva 4 o 5 días, otros demoran un poco más y hay pacientes cuyos cuadros son más intensos o muy sintomáticos”, agregó Cudós.

FUMIGACIÓN
Consultado sobre el abordaje de los casos, el secretario de Salud, Jorge Prieto, también argumentó que se realizó un encuentro “con Comunas y Municipios, con las regiones de Salud, para aclarar dudas sobre los abordajes. Es histórico que la fumigación tiene que ver con la geolocalización de los casos positivos: se consideran 9 manzanas -2 manzanas
alrededor de donde se dio el caso positivo- tiene que ver con el tipo de aparato que se implementa, se utiliza mochila y un aparato que se llama termo niebla. La diferencia es que uno es un rocío que va directamente en la zona y lo otro tiene mayor permeabilidad porque a este mosquito lo vamos a encontrar en la sombra y en pequeñas gotas”. “Cada vez que nosotros analizamos que un barrio tiene alta probabilidad de casos permitimos que se ingrese al domicilio, para ello informamos a la población. Además se hace la fumigación espacial”, sostuvo. Los criterios establecidos también tienen otro motivo y es que, según especificó Carolina Cudós, “la fumigación que tanto piden los vecinos solo mata al mosquito adulto, necesitamos erradicar las larvas. Además, en lugares donde no se detectan casos no se fumiga para no generar una resistencia en el mosquito”. La directora de Epidemiología también destacó que “cuando comenzó este brote desde la provincia informamos esto a Nación y notamos que pocas provincias estaban reportando, ahora esta situación se ve en todo el centro norte de la provincia, y tenemos los casos más distribuidos, por ejemplo, General Obligado, pero hay un gran aumento en Rosario. Los números que brindamos son los números notificados y reportados es decir con nombre y apellido del o la paciente”.

EN RAFAELA 
En cuanto a las localidades del departamento Castellanos, son varias las poblaciones que han empezado a sumar casos de dengue. En cuanto a Rafaela, la provincia informó ayer de manera oficial que son 446 los casos de dengue, aunque desde el área de Salud de nuestra ciudad informaron con posterioridad que se confirmaron más positivos y son 603 los contagios al día de la fecha. Cabe consignar que esa diferencia se debe a que existen pequeñas demoras entre los laboratorios, la carga de los datos y los reportes. Igualmente, hubo varios pacientes rafaelinos que debieron ser internados en distintos nosocomios locales debido a cuadros que se fueron complicando. Pero, el aumento de contagios fue considerable en relación al reporte de la semana pasada, donde se habían informado 239 casos en nuestro medio. Hay que recordar que hace un par de días, la Dirección de Epidemiología de la provincia de Santa Fe decidió incluir a Rafaela en el listado de localidades con circulación viral de dengue. Además, ya hay 5 contagios en Sunchales, 4 en San Antonio, 3 en Frontera y 1 en Angélica, Ataliva, Bauer y Sigel, Bella Italia, Coronel Fraga y San Vicente. Además, en el departamento San Martín son 8 los casos de dengue, en Las Colonias 7 y 606 en el departamento San Cristóbal (577 en Ceres), entre los más cercanos a nuestra ciudad. 

FIEBRE CHIKUNGUNYA:
32 CASOS CONFIRMADOS
Además, se confirmaron 26 casos con residencia en la ciudad de Rosario y 6 casos con residencia en la ciudad de Santa Fe, de los cuales sólo 3 tuvieron antecedente de viaje a Paraguay (2 de Rosario y 1 de Santa Fe).

PERSONA FALLECIDA
Por último, y tal como se informó hace unos días, se registró un caso de un paciente de 77 años, con factores de riesgo, con residencia en Reconquista que falleció el 19 de marzo.

Con información de La Opinión

Últimas publicaciones
Te puede interesar
Lo más visto

PERIODISMO INDEPENDIENTE